jueves, 8 de noviembre de 2012

Arquitectura popular. II





Los que vivimos por estos lugares, ya estamos acostumbrados a ver las casas, casetas, pajares, parideras, aljibes, etc, etc. todos con piedras de yeso típicas de esta zona, que utilizaban nuestros padres, abuelos y demás antepasados. Quizás por eso no le damos tanta importancia como creo que le deberíamos dar.
 Es una cosa singular, son piedras blancas de yeso o alabastro que solo nos tenemos que agachar para cogerlas del suelo. Durante mucho tiempo fue la base para todo lo que se construía en la zona, pues era la materia prima más abundante que teníamos a nuestro alcance. Se hacía sobre todo el yeso, en los hornetes que en anteriores entradas a este blog habéis podido ver. Generalmente en el monte se empleaba poco el yeso para la construcción, más bien se empleaba o se hacía piedra sobre piedra, pero en seco o con barro. Lo bueno, que han pasado años y años, y aún están piedra sobre piedra. La pena es que por los constantes robos de las tejas que en los últimos años se están dando por estas zonas, se empiezan a destruir toda esta arquitectura popular que deberíamos proteger y mantener para que la conozcan las generaciones venideras. 

5 comentarios:

Despistado dijo...

Levantadas con la imaginación, sin planos ni cálculos complicados, pero ahí están, viendo pasar el tiempo. ¡Como la puerta de Alcalá!
Buen trabajo Fernando.

Anaximandro dijo...

Interesantísima entrada en la que muestras una forma de construcción rudimentaria, pero en la que se adivina la imaginación que aporta la escasez.
Un abrazo.

Hilde dijo...

Buenos ejemplos para recapacitar sobre el tiempo. me gustan mucho estas tomas!
un abrazo

Fernando Gonzalez Seral dijo...

....muchas gracias a vosotros, despistado, anaximandro, hilde.

Pilar Lain dijo...

Y tan popular. Nuestro monte esta lleno de ellas y al calor de sus fuegos la sartenada sale buenísima.
Saludos Fernando.