miércoles, 14 de mayo de 2014

Campos, margines y caminos




1 comentario:

Anaximandro dijo...

Como arañazos que abren surcos de esperanza. Una mirada diferente.
Un abrazo.